Paulinas Puerto Rico Secciones

Septiembre: Cada uno con la Biblia


A continuación te ofrecemos algunas propuestas para escuchar la Palabra y descubrirla especialmente durante este mes: 

1. La lectura diaria de los textos bíblicos litúrgicos es una excelente ayuda para profundizar en la Palabra de Dios. De esta manera nos unimos a toda la Iglesia que ora al Padre meditando los mismos textos. También nos acostumbramos a una lectura continuada de la Biblia. 

2. - ¿Has leído alguna vez un evangelio entero "de corrido"? Es muy interesante descubrir la vida de Jesús escrita por cada evangelista. Muchos detalles y relaciones entre los textos que cada evangelista utiliza quedan al descubierto cuando uno hace una lectura continuada. Este mes es propicio para ofrecerle a Dios este esfuerzo. 

3. Otra posibilidad para poner en práctica este mes es la oración con los salmos. Los mismos recogen la oración del pueblo de Dios a lo largo de casi mil años de caminata del pueblo de Israel. Nos acercan la voz del pueblo que ora con fe, y la palabra de Dios, que nos señala esta manera de orar para acercarnos y escuchar sus enseñanzas. 

4. La lectura orante de la Palabra, realizada en comunidad o individual, nos pone en sintonía con la voluntad de Dios. Es un ejercicio clave para el crecimiento en la fe. Existen muchos métodos de lectura orante. 

Simplificando al máximo podemos decir que los siguientes cuatro pasos son los más comunes: Lectura, Meditación, Oración, Compromiso. 

La lectura orante siempre desemboca en un desafío para vivir. La Palabra de Dios nos desafía a seguir los pasos de Jesús y cambiar nuestra vida. Que este mes sea uno para re-descubrir la importancia de la Palabra de Dios para nuestra vida en la meditación y la vivencia. 

En Paulinas deseamos que en cada hogar haya una Biblia, por eso ofrecemos la oportunidad de tener un 25% de descuento en cualquier edición de la Biblia disponible en nuestras librerías en Puerto Rico durante el mes de septiembre. 

Septiembre: Cada uno con la Biblia


A continuación te ofrecemos algunas propuestas para escuchar la Palabra y descubrirla especialmente durante este mes: 1. La lectura diaria de los textos bíblicos litúrgicos es una excelente ayuda para profundizar en la Palabra de Dios. De esta manera nos unimos a toda la Iglesia que ora al Padre meditando los mismos textos. También nos acostumbramos a una lectura continuada de la Biblia. 2. - ¿Has leído alguna vez un evangelio entero "de corrido"? Es muy interesante descubrir la vida de Jesús escrita por cada evangelista. Muchos detalles y relaciones entre los textos que cada evangelista utiliza quedan al descubierto cuando uno hace una lectura continuada. Este mes es propicio para ofrecerle a Dios este esfuerzo. 3. Otra posibilidad para poner en práctica este mes es la oración con los salmos. Los mismos recogen la oración del pueblo de Dios a lo largo de casi mil años de caminata del pueblo de Israel. Nos acercan la voz del pueblo que ora con fe, y la palabra de Dios, que nos señala esta manera de orar para acercarnos y escuchar sus enseñanzas. 4. La lectura orante de la Palabra, realizada en comunidad o individual, nos pone en sintonía con la voluntad de Dios. Es un ejercicio clave para el crecimiento en la fe. Existen muchos métodos de lectura orante. Simplificando al máximo podemos decir que los siguientes cuatro pasos son los más comunes: Lectura, Meditación, Oración, Compromiso. La lectura orante siempre desemboca en un desafío para vivir. La Palabra de Dios nos desafía a seguir los pasos de Jesús y cambiar nuestra vida. Que este mes sea uno para re-descubrir la importancia de la Palabra de Dios para nuestra vida en la meditación y la vivencia. En Paulinas deseamos que en cada hogar haya una Biblia, por eso ofrecemos la oportunidad de tener un 25% de descuento en cualquier edición de la Biblia disponible en nuestras librerías en Puerto Rico durante el mes de septiembre. 

La alegría de un sí definitivo

La Hna. Simona Rosario Acosta, fsp. a la extrema derecha. 

En una liturgia llena de emociones celestiales, la Hna. Simona Rosario Acosta, fsp. profesó este domingo, 26 de junio sus votos perpetuos en el Instituto Hijas de San Pablo, congregación que hace parte de la Familia Paulina fundada por el Beato Santiago Alberione en 1915.

La celebración estuvo presidida por el Arzobispo Metropolitano de San Juan, Mons. Roberto Gonzáles Nieves, OFM. y concelebrada por Padre Obispo Rubén González, CMF, obispo de la Diócesis de Ponce y varios sacerdotes.

Ante la presencia de la Hna. Milagros Miranda, fsp. Delegada del Caribe, hermanas de la Comunidad en Puerto Rico, sus familiares y feligreses, la Hna. Simona profesó sus votos definitivos a una vida de castidad, pobreza y obediencia.

Uno de los momentos mas sublimes de la ceremonia, cuenta la Hna. Simona que lo fue la invocación de los santos en las letanías, en donde dice que sintió la presencia espiritual de todos los santos y de aquellos a quienes ella anhelaba en la celebración y que por alguna razón no pudieron llegar. Otro momento emotivo, describe que fue la oración consagratoria por parte de la imposición de manos del Arzobispo.

Como comunidad oramos por nuestra hermana profesa para que el Señor le guíe siempre en la misión de anunciarle como Camino, Verdad y Vida en la vida cotidiana y en los medios de comunicación social.


Aprovechamos para invitar a todas las chicas interesadas en el carisma paulino a un encuentro vocacional el jueves, 21 de julio en nuestra casa en la calle Arzuaga en Río Piedras. Para más información puede comunicarse al 787-525-5420 o a paulinaspr.vocacional@gmail.com

Una Cuaresma que nos motive a la misericordia…


Llega el tiempo de la Cuaresma y con el nos motivamos a trabajar con nuestra personalidad y  nuestra espiritualidad para ser mejores personas encaminados a la santidad.

El Papa Francisco en su mensaje para esta cuaresma a utilizado como lema las palabras del mismo Jesús: «Misericordia quiero y no sacrificio» (Mt 9, 13),  destacando las obras de misericordia en el camino de este año de la Misericordia. En este año jubilar la cuaresma obtiene mayor relevancia ante la necesidad de volver nuestro rostro y actitudes hacia Dios, Padre rico en Misericordia.

En el tercer punto del mensaje de cuaresma, el Santo Padre subraya una vez más la importancia de la obras de misericordia corporales y espirituales, con su especial anhelo de que el pueblo cristiano reflexione sobre ellas durante el Jubileo: «será un modo para despertar nuestra conciencia, muchas veces adormecida ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina» (ibíd., 15).

«En el pobre, en efecto, la carne de Cristo «se hace de nuevo visible como cuerpo martirizado, llagado, flagelado, desnutrido, en fuga... para que nosotros lo reconozcamos, lo toquemos y lo asistamos con cuidado» escribe el Papa Francisco y añade: «misterio inaudito y escandaloso la continuación en la historia del sufrimiento del Cordero Inocente, zarza ardiente de amor gratuito ante el cual, como Moisés, sólo podemos quitarnos las sandalias (cf. Ex 3,5); más aún cuando el pobre es el hermano o la hermana en Cristo que sufren a causa de su fe».

Es entonces este el tiempo que nos debe motivar a ser misericordiosos y a impartir misericordia, pues Dios ha mostrado su misericordia a cada uno de nosotros y día a día en las situaciones cotidianas Dios se muestra con compasión por cada uno de nosotros, sus hijos.

Así, querida hermana y querido hermano, las Hijas de San Pablo deseamos invitarte a que abras la Puerta de tu corazón a la compasión y misericordia que proviene de Dios y de tus hermanos, para que de este mismo modo, habiéndola experimentado, puedas ofrecerla ante aquel que la necesita. Es así como obtendremos un mundo de paz, comenzando desde nuestro entorno. Animo en esta nueva Cuaresma, para que nuestras motivaciones misericordiosas resuciten como Cristo. 
Adviento
Precioso Tiempo de Esperanza y Vigila 

El Adviento es el período de preparación para celebrar la Navidad y comienza cuatro domingos antes de esta fiesta. Además se encuentra en el comienzo del Año Litúrgico católico. Este año 2015, comenzará el domingo 29 de noviembre y el último domingo de Adviento será el 20 de diciembre.

Las lecturas bíblicas de este tiempo de Adviento están tomadas sobre todo del profeta Isaías (primera lectura), también se recogen los pasajes más proféticos del Antiguo Testamento señalando la llegada del Mesías. Isaías, Juan Bautista y María de Nazaret son los modelos de creyentes que la Iglesias ofrece a los fieles para preparar la venida del Señor Jesús.



5 consejos de vivir el Adviento


Es importante recordar que el Adviento es el período de preparación para celebrar la Navidad y comienza cuatro domingos antes de esta fiesta. Además se encuentra en el comienzo del Año Litúrgico católico.

  • Vivirlo en familia
  • Recordar al festejado
  • Armar el pesebre
  • Contemplar el misterio y disponer el corazón para recibir al Señor
  • Ser misioneros


5 detalles que tal vez no conocías

de la Corona de Adviento


La Iglesia se prepara a iniciar el tiempo de Adviento este domingo 29 de noviembre y como es tradición los fieles se reunirán para rezar y encender la primera vela. Aquí 5 cosas que todo cristiano debe saber de la famosa Corona de Adviento.  

1. Tradición y evangelización
La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar al fuego del dios sol y para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas. Partían de sus costumbres para enseñarles la fe católica.
2. ¿Por qué debe tener una forma circular?
Tiene forma circular porque el círculo no tiene principio, ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno y también de nuestro amor al Señor y al prójimo que debe renovarse constantemente y nunca detenerse.
3. Usar ramas verdes
Verde es el color de la esperanza y vida, y Dios quiere que busquemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más importante debe ser el llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre, así como el árbol y sus ramas.
4. Lleva cuatro velas
Las velas permiten reflexionar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo, como las velas la Corona.
En este sentido, así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando cada vez más con la cercana llegada de Cristo al mundo.
Las cuatro velas que se colocan en la Corona de Adviento se van prendiendo semana a semana, en los cuatro domingos de adviento, y con una oración especial.
5.- Incluye una vela rosada
Tradicionalmente las velas de la Corona de Adviento son tres moradas y una rosada que se enciende el Tercer Domingo de Adviento. Este día es también llamado “Domingo de Gaudete”, o de la alegría, debido a la primera palabra del introito de la Misa: Gaudete. Es decir, regocíjense.
En la Celebración Eucarística de este día, los ornamentos del sacerdote y los manteles del altar son de color rosa como signo de gozo y se invita a los fieles a alegrarse porque ya está cerca el Señor.
En algunos lugares, todas las velas de la Corona se sustituyen por velas rojas y en la Noche de Navidad, en el centro, se coloca una vela blanca o sirio simbolizando a Cristo como centro de todo cuanto existe.
Sugerencias
a) Ármala o decórala en familia y motiva a los niños a vivir el Adviento explicándoles esta costumbre y su significado.
b) Colócala en un sitio especial del hogar, de preferencia en un lugar fijo donde la puedan ver los miembros de la familia para recordar la venida de Jesús y la importancia de prepararse para la Navidad.
c) Establece con anticipación el horario en el que se encenderán las velas y usa una liturgia cada semana.
d) Recuerda que así como se prepara la visita de un invitado, con la tradición de la Corona esperamos a Jesús, el invitado más importante que podemos tener en nuestra familia.
e) En las liturgias de Adviento, distribuye las funciones entre los miembros de la familia para que todos participen y se sientan involucrados en la ceremonia.
Estos son algunos roles:
  • Arreglar y limpiar el lugar donde irá la Corona antes de comenzar la liturgia
  • Encender y apagar las velas
  • Dirigir el canto o poner la grabadora con algún villancico
  • Dirigir las oraciones
  • Leer las lecturas

Fuente: Aci Prensa | https://www.aciprensa.com/recursos/adviento-1746/